¿Cómo prevenir la aparición de estrías en tus uñas?

En líneas generales, la aparición de estrías en la piel o las uñas tiene su origen en la generación de pequeñas roturas en la estructura celular de estos tejidos, principalmente por la presencia de deficiencias nutricionales de vitaminas del tipo B o la existencia de alguna dolencia asociada, como la artritis reumatoide.

En consecuencia, más allá de aquellos aspectos estéticos relacionados con la presencia de estrías en tus uñas, estas suponen una señal de alarma acerca de la presencia de una cierta descompensación interna en tu organismo.

Por eso, desde Aurum Bienestar hoy queremos aprovechar este espacio para mostrarte cómo puedes prevenir la aparición de estas líneas marcadas en tus uñas, incidiendo sobre aquellos aspectos que contribuyen a su aparición y desarrollo en las capas de queratina que recubren el extremo superior de tus dedos.

Presta a tu salud la atención que se merece con Aurum Bienestar

Si quieres que tus uñas presenten un aspecto cuidado, sano y brillante, desde Aurum Bienestar te recomendamos que prestes una especial atención a los siguientes aspectos:

  • Incluye en tus hábitos alimenticios el consumo frecuente de verduras, preferentemente de hoja verde, y frutas, ya que son alimentos con un alto contenido en nutrientes esenciales en la formación de las uñas, como las vitaminas A, B y C, el calcio, el magnesio, el cinc o el fósforo.
  • Bebe agua de forma regular y continuada, ya que esta práctica es fundamental para mantener una adecuada hidratación de los tejidos que componen tu cuerpo y, en especial, tus uñas.
  • Realiza un cuidado constante de tus uñas, a través de actuaciones básicas en su crecimiento y fortalecimiento, como su corte periódico con tijeras y cortaúñas adecuados, así como su hidratación previa a la aplicación de esmaltes.

Por último, desde Aurum Bienestar consideramos necesario recomendarte que evites, en la medida de lo posible, su contacto con productos que puedan dañar su estructura, como el agua excesivamente caliente, detergentes, lejías y otras sustancias abrasivas, utilizando guantes si lo consideras necesario.

Dejar un comentario